Ricardo Vidal Pagés

alumno de antonio blay

Es Ingeniero Técnico Textil y ha trabajado en el mundo empresarial treinta años; como ingeniero textil y comercial. Al mismo tiempo que desarrollaba su vida laboral, y producto de una crisis personal, se dedicó al trabajo personal y todo gracias a haber conocido a Antonio Blay y seguir su asesoramiento personal durante catorce años participando en un reducido grupo de trabajo con él, en el que se iban desarrollando los temas de una forma espontánea y donde el tema fundamental y recurrente se hacía cada vez más claro; “lo que somos de verdad”, “nuestra naturaleza real”, “la noción de sujeto”.

Compaginó también estos retiros y charlas con Blay con una serie de trabajos de crecimiento personal. En primer lugar las artes marciales, practicando taekwondo durante catorce años, lo que le ayudó al desarrollo de la voluntad y energía. Practicó también terapias de grupo, análisis transaccional, bioenergética (que ayuda al trabajo específico de Blay para liberarse de traumas infantiles grabados en el subconsciente) y biodanza.

Este trabajo personal fue paralelo al conocimiento y vivencia con maestros espirituales que proporcionaban una visión y experiencia interior (darshan) que facilita enormemente la intuición y presentimiento de lo auténtico en nosotros; entre estos grandes seres destacan Ananda Mayee, Krishnabay, Nisargadatta, Jean Klein, Arnaud Desjardins, aparte de su maestro Antonio Blay.

Los últimos veinticinco años ha impartido clases siguiendo la pedagogía de Blay, intentando diferenciar claramente lo que es la experiencia personal, la intuición y las posibilidades que nos ofrece el camino pero que de momento están en las ideas.